Saltar al contenido
Energía y Sanación

LAS EXPECTATIVAS EN HO-PONOPONO

Cierto es que en el artículo anterior os dije que, si teníais un problema, debíais enfocaros en él para resolverlo.

También es cierto que, una de las premisas del ho-ponopono, es la falta de expectativas. Entonces…¿Esto cómo se entiende?. En este artículo, voy a intentar explicároslo.

En primer lugar, cuando hay alguna circunstancia en vuestra vida que deseáis cambiar, lógico es que os digáis “esto no me gusta, voy a cambiarlo”. Es entonces cuando aplicáis el ho-ponopono para que las memorias que lo han producido, desaparezcan.

Pero…vosotros, no sabéis cuáles son estas memorias, desconocéis cual es la mejor manera de eliminarlas. Es por esto que debéis confiar, soltar y dejar que se sane lo que sea mejor para vosotros.

De cómo soltar y confiar, profundizaremos en otros videos, porque son dos temas que dan mucho de qué hablar y que, en un principio son los más complicados de aplicar, de la técnica.

Pero en fin, sigamos con las expectativas:

Las Expectativas

Nuestra parte consciente o racional, a la que diversos autores, llaman EGO, es la que contiene toda la información que hemos aprendido de nuestras propias experiencias, de nuestros padres, maestros, vecinos,… desde que nacimos a esta vida.

Esta parte, recoge los datos que tenemos almacenados, los analiza y los aplica a la vida diaria. Por ejemplo, si vemos un fuego, no lo tocamos, porque sabemos, ya sea por propia experiencia, o porque nos lo han dicho, que nos vamos a dañar.  Esto, es evidentemente, un ejemplo muy típico y simple, pero válido, porque demuestra que nuestro comportamiento suele estar condicionado por nuestros aprendizajes.

¿Quién no aplica lo que ha aprendido en su trabajo diario? ¿Quién no vota al político de turno por los inputs que ha recibido de él, y por los condicionamientos sociales y familiares que tiene? ¿Quién no opina sobre cualquier cosa por lo que ha oído hablar a otros de ello?.

Aprende cómo interfieren en tu vida las expectativas.
Aprende cómo interfieren en tu vida las expectativas.

Nuestra mente subconsciente, es la que nos hace ir, por decirlo de alguna manera, en piloto automático.  Recoge toda la información de nuestra existencia en esta encarnación, aun cuando la mente consciente la haya descartado. Podríamos decir que es el cajón del olvido.

Por poner un ejemplo, si ahora mismo cerramos los ojos e intentamos recordar lo que hay a nuestro alrededor, probablemente no recordemos ni una ínfima parte de lo que hay. No recordaremos el título del libro que se encuentra en la estantería que tenemos enfrente, ni la cantidad de insectos que se hallaban en la habitación, ni la hora exacta que marcaba el reloj de pared que teníamos delante mismo de nuestra posición, ni si la temperatura de la habitación era una u otra, o el estado emocional que teníamos en ese momento…pero nuestra mente subconsciente sí que habrá almacenado estos datos.

En un determinado momento, algún estímulo, puede hacer aflorar esos recuerdos y, junto con el poder de raciocinio de la mente consciente, podemos tomar decisiones inesperadas, pues estas estarán condicionadas por algo que no recordamos, ya sean miedos, datos, o cualquier tipo de emoción o aprendizaje olvidados.

Por último, la mente supra consciente, sería la que almacenaría los datos tanto de nuestra actual vida, de las vidas pasadas e incluso de nuestras herencias familiares, es decir, todos los datos desde el inicio de nuestra creación. Esta mente, a la que algunos llaman Yo Superior, estaría en un plano espiritual y, respetando el libre albedrio que tenemos en el plano terrenal, sólo actuaría en nuestra vida cuando se lo pidiéramos.

… Después de todo esto, me diréis ¿pero que tiene esto que ver con las expectativas?. Os responderé:

Trabajando las expectativas

Si queremos solucionar un problema y solicitamos ayuda, aunque lo hagamos desde la parte consciente – la gran ventaja del ho-ponopono –, no podremos saber cuáles son las memorias que queremos liberar para sanar la situación.

Puede parecernos que sí, que tenemos muy claro, por ejemplo, que sabemos cuál es el origen de nuestro problema, pero, pensad, que lo estaremos haciendo desde nuestra parte consciente. ¿y cuál es el problema? pues que no habremos podido ver el origen en toda su magnitud.

Las causas que residan en la parte subconsciente y en la supra consciente, estarán vetadas para nosotros, y las obviaremos.  Cierto es, que con un profundo entrenamiento, podemos acceder a esta parte de nosotros mismos, pero reconozcamos que no es lo habitual, que la mayoría de las personas, ya sea por desconocimiento, por falta de tiempo o pereza, no dedican sus esfuerzos a ahondar en esos estratos de su propio ser, viviendo su vida pura y simplemente desde la parte consciente.

EL SUBCONSCIENTE
Logra liberarte para alcanzar tus metas.

Así pues, si la memoria que nos está dañando se halla almacenada en nuestro subconsciente,  proviene de otras existencias o bien la hemos heredado de alguno de nuestros ancestros, no podremos reconocerla.

¿Entonces?… ¿qué sentido tiene que busquemos la manera de solucionar un tema que no conocemos?, es decir: ¿cómo vamos a hacer lo que siempre tendemos a hacer?, Ósea…pedir una cosa y decir cómo tiene que solucionarse, en que tiempo y por qué medios.

Pondré un ejemplo para que nos entendamos…Nos levantamos de buena mañana de mal humor, ya sea porque tenemos las hormonas alteradas o porque nos han picado 15 mosquitos durante la noche y tenemos todo el cuerpo dolorido. Cogemos el coche y, al aparcarlo, topamos con una farola y lo golpeamos. Entonces, nos damos cuenta de que algo pasa y tenemos que limpiar.  ¿Qué solemos hacer? como nuestra mente racional, funciona perfectamente, tendemos a pensar: me he dado el golpe porque estaba alterado por esto o por lo otro…y nos enfocamos a limpiar la causa que ha hecho que estemos alterados. Y no sólo eso, por ejemplo, en el caso de los mosquitos, podemos pedir alejar de nosotros a los mosquitos para que no vuelvan a picarnos más. ¿Qué hemos hecho? hemos decidido que la causa del choque era el malestar provocado por los mosquitos, hemos dicho de qué manera se tenía que solucionar, es decir, alejándolos de nosotros,  y cuando debía solucionarse, o sea, a la voz de ya!

Craso error! . Hemos puesto una expectativa que, probablemente no se cumpla. Además, es posible que al día siguiente volvamos a estamparnos contra otra farola…¿por qué? pues probablemente porque la causa del accidente no tenía nada que ver con los mosquitos, pero como es lo único que nuestra mente consciente nos ha permitido ver, pues así lo hemos creído.

Ante una situación como esta, deberíamos simplemente pedir que se limpien las causas que han ocasionado que golpeáramos la farola, sin más, así de fácil, sin expectativas… Son tantas las posibilidades, que no vale ni la pena poner ejemplos.

Con esto, lograremos que, nuestras tres mentes, que siempre están conectadas, aunque no seamos conscientes de ello, trabajen al unísono, liberando las memorias que nos han ocasionado este problema.

Por otra parte, debemos aprender a soltar y confiar, como ya os he comentado, hablaremos en profundidad de estos temas en futuros videos, pero por el momento, sólo deciros que, ciertamente, cuando pedimos algo, ponemos la expectativa en que se cumpla, esto es inevitable, pero una vez hecha la petición, debemos desapegarnos del problema, soltarlo y confiar en que se va a corregir. Si no lo hacemos así, ¿por qué pedimos?

En fin. Por hoy lo dejamos aquí. Espero que este artículo haya sido de vuestro interés.

Si tenéis alguna duda, dejadla en los comentarios

Sed felices!

VIDEO EN YOUTUBE

Clica en la imágen para acceder al video

Suscríbete, dale a like y activa la campanita para poder ir siguiendo todos los videos que vaya subiendo

LAS EXPECTATIVAS EN HO-PONOPONO
Aprende cómo las expectativas pueden impedirte alcanzar tus metas.