Saltar al contenido
Energía y Sanación

El Código de Curación

Introducción al Código de Curación

Este post, está basado en los libros de los doctores Alexander loyd y ben jonson titulados el código de curación y manual de los códigos de curación, así como en los cursos que han diseñado para poder hacer llegar sus conocimientos al mundo.

En ningún momento,  la lectura de este artículo puede sustituir la lectura de estos libros ni la asistencia a sus cursos. Simplemente pretende  refrescar la memoria de aquellos que ya conocen la técnica pero que llevan tiempo sin hacerlo y no recuerdan bien todos los pasos o bien, para invitar a aquellos que, por primera vez, escuchan hablar de esto, a que profundicen en el tema.

Resumiendo mucho,  te diré que este sistema consiste en un método de curación, canalizado por el dr Alexander Loyd y que consiste en poner las manos de una determinada manera en unos determinados puntos energéticos de nuestro cuerpo, logrando así, liberarnos del estrés y, con ello sanar el cuerpo, la mente y el espíritu.

Los Videos

Ahora pasaré a explicar esto con más detalle, pero antes, decir que si deseas realizar las prácticas, podrás encontrarlas en el el canal de youtube de Energía y Sanación. Al pié de la página te dejaré el enlace.

De esta manera, podrás llevar a cabo estos ejercicios  de forma cómoda y sin tener que ir pensando en dónde debes poner las manos en cada momento.

Si lo que deseas es  realizar el código para ayudar a otras personas, o incluso a animales, encontrarás también un video en el mismo canal.

Piensa que hay un código universal y 12 códigos distintos para corregir emociones distintas, pero no sufras, tienes  vídeos para que puedas practicar todos los códigos con la misma facilidad.

Por último, remarcar que cada emoción tiene dos códigos y que deberías hacerlos uno detrás de otro  en el mismo momento, o bien en espacios de tiempo separados, pero un mínimo de 2 veces al día cada uno.

Recuerda que el código de curación remueve aspectos muy profundos, con lo cual, no te extrañes si pasas por una fase de crisis de sanación. Estas crisis suelen durar poco tiempo, pero pueden llegar a ser muy intensas.  No te asustes. Es señal de que has llegado donde tenías que llegar. Sigue haciéndolos y podrás obtener cambios espectaculares.

Pero pasemos a ver cómo funciona esto, es decir, que tendremos que hacer en las prácticas:

 

La posición de las manos es la siguiente: Dedos juntos, como si quisieran apuntar a un lugar determinado. Pueden estar más o menos tensos, eso es a gusto de cada uno,  pero las yemas deben tocarse.

 

 

Los puntos energéticos o sanadores hacia donde deberemos apuntar con las manos son:

 

Entrecejo El entrecejo: la parte situada en la parte superior de la nariz, entre las cejas. También es llamado puente.

 

 

 

La nuez: la parte central de la garganta donde suele destacar un pequeño bulto, sobre todo en los hombres y que, en muchos lugares recibe el nombre de manzana de Adán.

 

 

Mandíbulas: es la parte situada, a ambos lados de la cara, donde se juntan la mandíbula superior con la inferior.  En este caso, se pondrá una mano en cada lado, a menos de que se indique lo contrario.

 

 

Sienes: Las manos se pondrán aproximadamente a un centímetro por encima de estas y a un centímetro hacia atrás de la cabeza.

 

 

 

 

Y ahora, decir que, para una mayor efectividad, la distancia entre los dedos y el punto energético donde debamos enfocar, debe ser de unos  5 o 7 cm.

Cuando practiques, seguramente notarás cómo fluye tu energía a través de las yemas de los dedos, al acercarlos al centro sanador. Es una experiencia curiosa y satisfactoria, que te ayudará a convencerte de que tu energía se mueve y fluye y que algo está sucediendo en tu cuerpo a nivel energético.

Ahora, en su argot, un bailarín diría: “ya sabemos los pasos. Ahora sólo nos queda la música y la coreografía”. Así que vamos a ello:

Aunque te parezca extraño, este es el momento de beberte un buen vaso de agua para hidratarte. El agua es buena conductora y ayudará a que tu energía fluya más

fácilmente.

La Práctica

Hecho esto, voy a describirte la práctica en sí de los Códigos de Curación.

En primer lugar deberás localizar el problema que te aflige, ya sea físico, mental o espiritual,  y sobre el cual vas a trabajar.

Una vez localizado, valora su gravedad, con una escala del 0 al 10, siendo 0 inexistente y 10 sumamente intenso, incluso insoportable.

Seguidamente, deberás intentar localizar las emociones que este problema te están generando y, a ser posible, las creencias erróneas que pueden estar causándolo. Si no las encuentras, no sufras, tu subconsciente es sabio y la sanación llegará igualmente.

Luego, deberás intentar recordar algún otro momento de tu vida en el que te sintieras igual. Por ejemplo, si ahora te sientes impotente porque no encuentras trabajo, es posible que de niño te sintieras impotente porque unos niños mayores te robaron la bicicleta. Ve lo más lejos posible en tu vida. Como antes te decía, si no puedes recordarlo, no sufras. Tu subconsciente trabajará por ti.

Valora cómo te sentiste en ese primer momento en una escala del 0 al 10, siendo 0 perfectamente y 10 muy muy mal.

En este punto deberás realizar una oración de sanación. En esta oración, deberás pedir que tu problema se sane completamente y que no vuelva a aparecer en tu vida. Si quieres un ejemplo, voy a transcribirte literalmente la que pone el Dr Loyd en su libro, pero piensa que para que una oración sea efectiva, tiene que salir de tu corazón. Así que te recomiendo que escribas o imagines tú mismo la que mejor se adapte a tus necesidades y creencias. Dicho esto, vamos con la oración de ejemplo:

“Ruego para que todas las imágenes negativas, conocidas y desconocidas, para que las creencias insanas, los recuerdos celulares destructivos, y todos los temas relacionados  con __________ (ahora di o piensa en tu problema o tema), sean descubiertos y curados, llenándome con la luz , la vida y el amor de Dios. También ruego para que la eficacia de esta curación, se vea incrementada en cien veces o más.”

Ahora,  tocará traer a tu mente una imagen que te aporte sentimientos de felicidad, que llene de paz y amor tu corazón.  Si no logras recordar nada que pueda evocarte estos sentimientos, no importa, puedes imaginarlo, es decir, imagínate que estás en el lugar que siempre has querido estar y haciendo lo que siempre has soñado hacer. Lo importante es que te llenes de amor y alegría y que este estado lo mantengas durante todo el tiempo que dure la ejecución del código. Esta imagen deberá acompañarte durante todo el proceso de práctica del código y podrán traerla a tu mente siempre que vayas a hacer estos ejercicios.

Piensa que una vez has identificado los problemas y las emociones, tienes que soltarlas y no pensar más en ellas hasta que vuelvas a realizar el código. Esta imagen positiva te ayudará a lograrlo. Si conoces la curación cuántica, sabrás de qué te hablo.

Ahora ya toca empezar con la posición de las manos que, deberán mantenerse al menos durante 30 segundos en cada punto. En los videos de práctica haremos las pausas pertinentes para que no tengas que estar pendiente del reloj y te iré indicando en qué posición debes colocarlas. Así que relájate y goza de la práctica.

Por último, debo recordarte que el tiempo mínimo es de 6 minutos, dos veces al día, a ser posible, por la mañana y por la noche. Pero si deseas una sanación más rápida, puedes sumar un total diario de 30 minutos o más.

y…Para finalizar…

Dado que los códigos curativos actúan sobre las causas del estrés, consiguen que esa imagen que cada vez que recordábamos nos producía mal estar, pierda esta condición, haciendo que, una vez producida la sanación, sea una imagen neutra que no nos afecte y mucho menos, nos perjudique.  Debemos llegar al punto de que cuando volvamos a traer esa imagen a nuestra mente consciente, nos lleve a un estado totalmente neutro, es decir, como si estuviéramos recordando la imagen de la lata de guisantes que vimos ayer en la estantería del supermercado.

Una vez hecho el código o los códigos, que te correspondan, vuelve a valorar del 0 al 10 las emociones que te transmite la imagen del recuerdo que hayas escogido. Así  podrás ver tu avance.  Haz este test siempre, antes de empezar una nueva práctica, porque es posible que durante el intervalo entre uno y otro, se hayan producido cambios importantes.

Te espero en los vídeos de prácticas. En el vídeo del Código Universal, detallaré todos los pasos para que os vayáis familiarizando con ellos. En los vídeos del resto de códigos, simplemente me limitaré a una pequeña introducción y a la secuencia de posiciones, para hacerlos  más prácticos y ágiles.

Podrás observar que en ellos, los únicos sonido que podrás escuchar, son los de la música y de las órdenes para las posiciones de las manos. Ello te permitirá centrarte en la imagen positiva y no apegarte al problema.

¡Pruébalos! De verdad que, si los realizas correctamente,  vas a mover más cosas en ti de las que puedas llegar a imaginarte.

Sé feliz!

TIENDA ONLINE

RebajasBestseller No. 1
Codigo De Curacion (Plus Vitae)
8 Opiniones
Codigo De Curacion (Plus Vitae)
  • Doctor Alexander Loyd, Doctor Ben Johnson
  • Editor: Edaf
  • Edición no. 1 (11/17/2011)
  • Tapa blanda: 288 páginas
RebajasBestseller No. 2
El código de Curación: 6 minutos para sanar la fuente de cualquier problema de salud, éxito y relaciones personales (Best Book)
  • Alexander Loyd, Ben Johnson
  • Editor: Editorial Edaf, S.L.
  • Edición no. 1 (04/04/2019)
  • Tapa blanda: 288 páginas

Última actualización de precios y disponibilidad el 2019-06-10